Noticia

Un ejercito de voluntarios detras del templo

Para los preparativos de la conferencia de prensa, visitas de autoridades y apertura al público en general del Templo de Barraquilla, se requirió de una gran cantidad de miembros voluntarios que obsequiaron su tiempo movidos por el amor

"Lo más impactante es ver a volunatrios obsequiando, día a día, su tiempo y talentos, para el éxito del programa de apertura del Templo de Barranquilla" dijo Elder Hernando Camargo, Coordinador general del comité organizador del programa de "Puertas Abiertas del Templo", consultado sobre una frase que resumiera su experiencia a la cabeza de este equipo de volunatrios.

Elder Camargo, también dijo: "Lo más interesante es que son los miembros que han dejado de asistir a la Iglesia por años, quienes vienen primero a conocer el templo. Podemos ver ahí que el poder del templo de unir corazones al evangelio, es muy grande.  

"Mi paga, es ver el rostro de miembros poco activos que se volvieron más que activos, asistiendo a las reuniones y entregando tiempo y habilidades que se les requirió durante este tiempo. No hay mejor compensación para mí y para ellos que saber que el templo ha cambiado nuestros corazones, nos ha vuelto mejores personas" dijo así, el Director de Asuntos Públicos de Colombia y Barranquilla, Nairon Barrios.

 

Mark Robbins, del departamento de Templos, en la cabecera de La Iglesia y asignado a sesorar el servicio de este comité, reconoció que disfruta mucho ver el rostro de las personas cuando terminan el recorrido del templo. "Son caras de emoción y reflexión, de paz y encuentro con Dios. Sin importar de donde vienen o qué creencias tengan, el templo refleja en sus rostros el amor del Salvador."

Por su parte Clark Hirschi, del departamento de Asuntos Públicos, en la cabecera de La Iglesia,  dijo que en cada proceso de apertura de un templo se puede sentir la influencia y poder del Espiritu Santo. "Gente de otras creencias, líderes de opinión influyentes y gobernantes locales y nacionales reconociedo la grandeza de la obra y su impacto espiritual en la comunidad, es algo que se debe resaltar". "Las autoridades nos conocen mejor gracias a los templos", dijo también, Hirschi 

Los líderes del sacerdocio de la Iglesia de Jesucristo en Colombia y particularmente en el distrito del templo de Barranquilla, comenzaron las preparaciones hace un año. Coordinaron sus esfuerzos y metas con un comité local y otro en la central del área sudamérica noroeste en Lima, Perú. El comité local viene trabjando hace mas de 6 meses y ha requerido el tiempo de una gran cantidad de voluntarios en varias comisiones como la de alimentos, asuntos públicos, recepción, acomodación, tecnología, seguridad, impresión de materiales, presupuesto y otros.

Usando una frase muy conocida, podríamos decir que detras de todo el programa de Puertas Abiertas del Templo y de todo lo que a futuro se necesitará para que el Templo marche, hay un ejercito de voluntarios dispuestos a donar su tiempo. Hay, también, una infinidad de sentmientos nobles que sumados a miles de horas de capacitación secular y técnica que cada uno de ellos posee en sus respectivos campos y profesiones, resulta ser un inifinito contigente de dones.   

Esta nota tiene la finalidad de reconocer y elevar a su verdadero nivel a este grupo de personas que voluntariamente sirven en el templo. A pesar de la lluvia acaudalada o el agresivo sol de medio dia, con varias horas sin haber comido o noches cortas para el sueño, hay una obra que no se detiene. Tiene el fin de unir a las familias por la eternidad, de elevar al ser humano a su máximo nivel, de que cada persona recuerde que es hijo del altísimo Dios y que todos sus sueños pueden ser cumplidos si tiene fe y dignidad para recibir los galardones del éxito.

El templo trajo un equipo desde otro país hasta Barranquilla para apoyar el trabajo local. Los miembros de este equipo nos vamos humildes, admirados por la generosisdad de gente que siempre sonríe ante la adversidad. Gente que Dios ha preparado para hacer convenios eternos; gente que ha decidido ser feliz a pesar de sus desafiíos y que es capaz de soñar un futuro tan hermoso, celeste y calido como el atardecer de esta tierra.

Barranquilla, es una ciudad diferente hoy. Sabremos pronto de milagros sucedidos en torno a este momento. Tenemos una dulce sensación que aunque nuestro trabajo, por ahora concluyó, en realidad una nueva historia aquí recien comienza. Una historia de emociónes, de revelación y milagros, esos milagros de fe prometidos en las escrituras para quienes se invlucran con lo eterno y celestial. Una historia de milagros que no hubiese sido posible sin ese maravilloso grupo de fieles voluntarios que hicieron posible todas las actividades vinculadas a la apertura del Templo de Barraquilla. Para ellos, desde el departamento de Asuntos Públicos de La Iglesia de Jesucristo, nuestro respeto y admiración.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.