Noticia

Fallece la hermana Bárbara Ballard, esposa del presidente M. Russell Ballard

Barbara Bowen Ballard, esposa del presidente M. Russell Ballard, presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, falleció pacíficamente en su hogar rodeada de su amada familia, el 1 de octubre de 2018. Tenía 86 años. Ella enfrentó una larga batalla con innumerables problemas de salud, incluido el Alzheimer, con su característica gracia y sentido del humor.

 

Barbara Bowen nació el 5 de enero de 1932 en Salt Lake City, Utah, la segunda hija de James Russell Bowen y Afton Wilkins. Barbara fue oficial del cuerpo estudiantil durante dos años y se graduó de South High School en Salt Lake City como la mejor estudiante de su clase. También asistió a la Universidad de Utah y estudió inglés. Bárbara era muy conocida y amada en la universidad y en la comunidad y disfrutó de una estrecha asociación con muchos amigos cuando era jóven y durante toda su vida.

Conoció a su esposo mientras ambos asistían a la Universidad de Utah. Se casaron el 28 de agosto de 1951 en el Templo de Salt Lake.

Ella era una madre cariñosa y dedicada de siete hijos: Clark (Leanna) Ballard, Holly (Paul) Clayton, Meleea (David) Roper, Tammy (Brad) Brower, Stacey (Hal) Murdock, Brynn (Peter) Huntsman y Craig (Melissa) Ballard. Su enfoque de toda la vida fue su familia y su naturaleza amable convirtió al hogar Ballard en un lugar de reunión donde a sus propios hijos y sus amigos les encantaba estar.

El presidente Ballard a menudo reconoció amorosamente el apoyo de Bárbara en el éxito de su familia. "Me casé con la hija correcta de Dios", dijo. "Sin la ayuda y la dirección de Bárbara, nuestras relaciones familiares no hubieran sido tan felices y satisfactorias como lo fueron. Bárbara es un tesoro para nuestra familia por siempre. La honramos por su amor constante, buen juicio y consejo".

Bárbara sirvió fielmente en muchos llamamientos de la Iglesia y en responsabilidades voluntarias a lo largo de su vida. Dio clases y sirvió en las presidencias de las organizaciones de la Primaria, Mujeres Jóvenes y de la Sociedad de Socorro y sintió alegría al entablar amistad con otras personas y gozar de su compañia.

Todos los que conocían a Bárbara, dirían que su sonrisa constante y amorosa era su marca de servicio a los demás. Ella nunca habló mal de nadie y era una persona completamente sin engaño. Ella fue muy rápida para ver el lado amable de las cosas y se divirtió mucho, riéndose de sí misma. 

Bárbara trabajó y sirvió junto con el presidente Ballard a lo largo de su carrera en los negocios y la vida del servicio de la Iglesia como obispo, presidente de misión, miembro de los Setenta y cuando fue llamado como apóstol en 1985.

Mientras ella sirvió con su esposo al presidir la misión Canadá Toronto de 1974 a 1977, Bárbara hizo muchas conexiones preciadas con la gente de Ontario y los misioneros que sirvieron en su misión. Los misioneros la adoraron y esperaban que asistiera a las reuniones y conferencias tanto como lo hicieron con el presidente Ballard. Ella los amó de la misma manera.

En 2002, la Universidad Brigham Young-Idaho honró a Bárbara como la Mujer Ejemplar del año por su dedicación a la familia y su trabajo desinteresado en la Iglesia y su comunidad. En la presentación del premio, ella alentó a las mujeres a hacer de sus hogares un lugar sagrado, tomar decisiones inteligentes y desarrollar sus talentos.

En sus últimos años, la madre viuda de Bárbara, Afton Bowen, vino a vivir a la casa de los Ballard. Bárbara fue su cuidadora durante 15 años y a menudo comentó sobre su gratitud por el tiempo que pasó con su madre, durante este tiempo. Juntos compartieron el amor por la risa; y la familia ha atesorado recuerdos del tiempo que pasaron juntos.

El mayor deseo de Bárbara era ser una esposa, madre y abuela amorosa. Ella lo consideró un gran cumplido cuando sus hijos, sus 43 nietos y sus 90 bisnietos acudían a ella en busca de un abogado sobre sus problemas y preocupaciones. Ella y su esposo consideraron a su familia como su mayor bendición. Bárbara adoraba a su familia.

Los servicios funerarios se llevarán a cabo el lunes 8 de octubre de 2018, al mediodía en el centro de estaca Parque Monumental (Monumental Park), calle 1320 Dr. Wasatch, Lago Salado. La vista al público se llevará a cabo la noche del domingo 7 de octubre de 2018, de 5:00 a 7:30 p.m. en el mismo lugar.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.