Mormon Newsroom
Comunicado de Prensa

Concluye el primer ciclo de talleres de Reanimación Neonatal del año en Colombia

Ministerio de Salud Nacional, la Sociedad Colombiana de Neonatología y La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, han hecho una alianza

Pese a los avances tecnológicos en medicina que se han dado alrededor del mundo, la asfixia sigue siendo una de las principales causas de mortalidad neonatal en Colombia. Durante el primer minuto de vida de un bebé, el tratamiento que se da a las situaciones de riesgo define su posterior desarrollo físico y neurológico. Es por esto que se requiere que el personal que atiende a los recién nacidos en el momento del parto tenga un entrenamiento idóneo en las últimas técnicas de reanimación neonatal.

Conscientes de lo anterior, el Ministerio de Salud Nacional, la Sociedad Colombiana de Neonatología y La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, han hecho una alianza para impartir talleres de reanimación neonatal por todo el territorio colombiano. En estos talleres, que ya se han realizado durante aproximadamente 10 años en el país, se brinda entrenamiento teórico y práctico a neonatólogos, pediatras, ginecobstetras, enfermeras, terapeutas, médicos generales, etc. Ellos, a su vez, se comprometen a ser replicadores del conocimiento recibido.

Todos los equipos médicos necesarios para las capacitaciones, incluyendo maniquíes, son importados por la Iglesia y posteriormente donados a las instituciones de salud cuyos representantes asisten a los talleres. En esta ocasión el entrenamiento denominado "Minuto de Oro" fue impartido en Riohacha, Cartagenga, Medellín, Santa Marta, Bogotá, Popayán y Barranquilla; actualmente se está programando un nuevo itinerario para el segundo semestre del año.

Según los participantes de los talleres, ha sido evidente el impacto positivo que a través de los años han tenido las capacitaciones coordinadas por la Iglesia de Jesucristo, para disminuir mortalidad neonatal en el país. Dado que la meta de esta alianza es que ningún niño muera por causa de asfixia durante su primer minuto de vida, los servicios humanitarios de la Iglesia seguirán proveyendo la coordinación, el personal, los materiales e instalaciones necesarios, para entrenar cada vez a una mayor cantidad personas encargadas de asistir a las madres y a los recién nacidos durante el momento del parto.

 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.