Mormon Newsroom

Niños vulnerables de Bogotá reciben donaciones de la Iglesia de Jesucristo 

Niños vulnerables de Bogotá reciben donaciones de la Iglesia de Jesucristo 

Comunicado de Prensa

547 niños se beneficiaron con las donaciones que la Iglesia de Jesucristo entregó a tres fundaciones de Bogotá, Centro Terapéutico Infantil (CETI), Asociación Hogar para el Niño Especial y Hogar Niños por un Nuevo Planeta.

Como parte de las donaciones niños de estas tres fundaciones recibieron sillas de ruedas (algunas de ellas especiales para pacientes con  parálisis cerebral), kits higiénicos, una nevera, cien camarotes, ropa de cama, mesas y sillas, además de equipo médico y materiales para terapia y rehabilitación. Con estas donaciones, la Iglesia de Jesucristo contribuye a una mejora en la calidad de vida de niños en situación de vulnerabilidad, a través del apoyo dado a organizaciones de la sociedad civil que hacen grandes esfuerzos por atender a niños -y a sus familias-, que de otro modo no podrían tener acceso a los servicios básicos que reciben. En total 547 niños incrementaron su calidad de vida, sus condiciones de salud y desarrollo integral.

La Fundación CETI, una de las organizaciones beneficiarias, es una entidad sin ánimo de lucro que funciona desde hace 32 años y está dedicada a la rehabilitación de pacientes con discapacidad sensomotora, parálisis cerebral, retardo mental y autismo. Por otra parte, la “Asociación Hogar para el Niño Especial”, brinda protección, rehabilitación y habilitación integral a personas con discapacidad mental y finalmente el propósito de la organización “Niños por un Nuevo Planeta” es brindar atención integral y personalizada a los niños, niñas y adolescentes y sus familias que han sido víctimas de maltrato y violencia sexual, para que lleguen a ser seres humanos felices, amorosos, protectores y productivos que tendrán roles fundamentales en la sociedad.

Estas donaciones se han realizado en el marco del programa de bienestar que tienen los mormones, cuyo objetivo es atender a los necesitados, al tiempo que se les enseñan principios que les permitan llegar a ser autosuficientes y conservar el amor propio. Igualmente, el programa brinda oportunidades a todos los miembros de la Iglesia de servir, cumpliendo de esa manera con el mandamiento de Jesucristo de alimentar al hambriento, dar de beber al sediento, recibir al forastero, vestir al desnudo y visitar al enfermo.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.